Cáncer de riñón

El cáncer de riñón es más frecuente en la población masculina. Se trata del tercer tumor urológico en frecuencia tras el de próstata y vejiga, representando el 3% de los tumores del organismo. Se suele dar más a partir de la 5ª década de la vida. Como factores favorecedores de este tumor se han identificado el tabaco, el uso continuado de analgésicos y algunas enfermedades de transmisión genética.

Sintomatología

La triada clásica del cáncer renal: dolor lumbar, masa palpable y hematuria (sangre en la orina) ya raramente se presenta, pues los tumores suelen ser detectados en fases precoces de la enfermedad, la mayoría de las veces por ecografías urológicas de control. En estos estadíos habitualmente el tumor no da sintomatología.

Diagnóstico

La TAC (tomografía axial computerizada) es la prueba principal para el diagnóstico del tumor renal.

Tratamiento

Como siempre hay que estudiar al paciente y la enfermedad en su conjunto.
Estadíos precoces del cáncer orientan hacia procedimientos radicales como la cirugía, normalmente laparoscópica, dejando la cirugía clásica abierta para tumores de gran tamaño. La cirugía puede ser parcial pretendiendo extraer tan solo el tumor o total extrayendo el riñón en su totalidad. Una alternativa de tratamiento sería la criocirugía para tumores muy pequeños y de fácil acceso.
Estadíos más avanzados de la enfermedad implican la elección de otro tipo de tratamientos como la inmuno o quimioterapia.